jueves, 21 de enero de 2010

La destrucción de Haití

Un tema delicado en el que me gustaría centrarme es en Haití, la noticia más comentada y extendida estos días.

Hace algo más de una semana, Haití, uno de los países más pobre de Ámerica, sufrió uno de los terremotos más grandes que se ha conocido en la historia.Éste dejó a personas sepultadas bajo los escombros de miles y miles de casas debastadas. La ciudad más afectada fue Puerto Principe.Allí hasta los edificios más resistentes calleron como plumas ya sin ningún valor.

Impactan las imágenes que nos llegan desde allí.. esas en las que miles de haitianos luchan por conseguir una cajita de alimentos que les tiran desde un avión.. esas en las que hay gente en penosas condiciones tiradas en la calle con heridas y sangre por todos lados..¿Y los niños?¿Qué decir de ellos? Pequeños abrumados por todo lo que esta sucediendo.Se encuentran sin saber que hacer para poder comer,para hacer algo tan sencillo y cotidiano como alimentarse..Pero ya están algo acostumbrados a la pobreza y al hambre.

Y.. ¿las personas que han muerto? ¿Qué hay que hacer con ellos? A fosas comunes..¿que mejor lugar para enterrar a la pobre gente muerta? Las personas que corren la "suerte" de sobrevivir ¿Dónde pueden buscar a sus familiares?Ni siquiera tienen la oportunidad de enterrar como es debido a sus familiares y amigos..Nadie se merece todo el sufrimiento que hay en aquel país..

Es muy doloroso imaginar todo los daños que ha ocasionado (y digo imaginar porque por mucho que nos cuenten, o veamos por televisión, nunca podremos saber de primera mano lo que ellos estan pasando..) pero es más doloroso aún no poder hacer nada desde aquí.

La información que podemos recibir es poca, mínima.Pero es suficiente para saber que personas como nosotros,lo están pasando peor que nunca,porque si antes la vida era dificil allí, hoy en día es casi imposible convivir.. y es que..se les une a la pobreza de siempre a los problemas de ahora.. da rabia e impotencia ver como entre ellos mismos luchan, se pelean, para conseguir una botella de agua y no desidratarse o para conseguir un trocito de pan para comerselo o darselo a sus hijos mientras nosotros tenemos de todo, sin apenas sufrir para conseguirlo.

En los informativos, en internet o en cualquier sitio ya hablan de Haití, de las desgracias que han ocurrido, pero..¿Realmente nos llega toda la información que necesitamos? ¿Será todo lo que nos cuentan la realidad de toda aquella pesadilla?


Respecto a la ayuda que podemos aportarles,tampoco se sabe nada en concreto.Ahora desde casi todas las partes del mundo, la gente se esta volcando para hacer que los haitianos puedan salir de esta y puedan rehacer sus vidas de mejor manera posible, por muy dificil que sea conseguirlo..Creo que a todos nos conmueve escuchar o ver esas cosas, por ello intentamos ayudar como sea a los habitantes de Haiti aunque.. ¿Sabemos de verdad si todo lo que enviamos les llega? Hoy mismo he podido escuchar a una mujer de allí, que ha salido en los informativos, decir que la ayuda solo llega a algunos lugares concretos..que no todos pueden disponer de la ayuda que aportamos..¿Por qué?

Adultos y niños muertos de hambre.. y nosotros aquí quejandonos por cosas simples, sin importancia..Y lo que más pena da, esque tienen que ocurrir estas cosas para darnos cuenta de que nuestros "problemas" en realidad no lo son tanto. ¿Verdad?

Además creo que todo esto aún no ha acabado..no sé porque pero pienso que a los haitianos aún les quedan más sitiaciones difíciles que pasar.

Me gustaría hablar con alguno de ellos y que pudiera contarme de primera mano todo lo que en realidad ha ocurrido, todo lo que lo que pensaron en el primer momento de la devastación, quiero también, saber si llega la ayuda, si los que han viajado hasta allí los tratan bien o si ellos piensan que algún día todo esto acabará.


Sinceramente espero que sea asi, y que todo esto pueda acabar pronto.. que menos que sean felices ¿no?, ya que después de todo esto,ellos son quienes más lo merecen y quienes más lo necesitan.


Tamara Mª García.

No hay comentarios:

Publicar un comentario