martes, 18 de mayo de 2010

Miedo


¿Qué es? ¿Cómo podemos sentirlo? ¿Qué nos hace ser tan débiles?

Hoy podría correr como una loca y a la misma vez explicar, gritar.. que tengo lo que quiero, y lo que quiero es lo mejor.. que no necesito nada ni nadie más.. que todo es perfecto junto a ti, TODO, ¿lo entiendes? Que tú me haces feliz y no quiero que lo haga nadie más..

No puedo evitar emocionarme al recordar todos los días de dudas que hemos tenido.. los días en los que ni tú ni yo sabíamos lo que queríamos.. al igual que tampoco puedo evitarlo cuando recuerdo el primer día que nos vimos..en aquel parque, miradas sin ningún diálogo, sonrisas sin ninguna intención..¿Lo recuerdas? ¿Qué nos pasaba? ¿Puedes contestarme tú? Pienso que ni siquiera podrás.. eran gestos llenos de caricias, de cariño..y a la vez tan inexplicables.
Creía ser una simple niña.. una niña que jugaba con tus gestos, con tus miradas, con tus palabras, con tus sonrisas, y a pesar de transcurrir ya mucho tiempo de aquello..aún sigo siendo esa niña, la misma que te mira y te habla ahora con más seguridad y confianza..Y no quiero dejar de serlo nunca.

Después de eso tampoco puedo olvidar nuestro primer beso.. espero que tú también lo recuerdes..yo lo hago día si y día también, cierro los ojos e imagino que esta pasando justo ahora, aún siento escalofríos cuando lo hago... fue algo raro, todo hay que decirlo, pero a la vez fue el beso más mágico y especial que he podido sentir nunca, desde luego jamás podría olvidarlo.

Sé que habrá miles de cosas que aún no hemos vivido y que nos quedarán por recordar, pero yo mientras tanto me quedo con esos momentos...los momentos que me han alegrado tanto la vida.. esos que no he parado de reír aunque quisiera.. al fin y al cabo son nuestros y nadie podrá quitárnoslos.. no sé que significará para ti, pero para mi es algo mucho más valioso que un tesoro.

Contigo creo que se pueden cumplir todos y cada uno de los propósitos y deseos con los que todos los días, alguien puede soñar... En cada momento doy gracias.. por ser yo la afortunada..la que puede disfrutar de tu compañía..la que puede ser feliz a tu lado.
A veces me da por pensar .. y me digo a mí misma ¿Cómo puedo ser feliz con tan poco? con tan solo un beso, un gesto, una palabra bonita, una llamada o que sé yo... un comentario por ejemplo llego a estallar de alegría, incluso a contagiarsela a quien esta a mi lado.. todos te deberían agradecer que seas tal como eres y que estés a mi lado.. porque si yo soy feliz en estos momentos es gracias a ti.. y si yo le contagio esa felicidad a alguien también es gracias a ti.. y si de nuevo mi vida vuelve a recobrar sentido...¿Sabes a quién le debo dar las gracias? ..
También a ti.

Después de todo esto, la gente se preguntara el por qué del título, es muy sencillo..yo tengo miedo al día a día.. a que hoy no sea igual que ayer.. a que sea mejor que mañana, a que mañana deba de olvidar todo lo que hoy me esta pasando aunque no quiera y me niegue a hacerlo...miedo a que un día vayas por la calle y ni siquiera nos miremos.. miedo a no poderte dar más veces las gracias, miedo a no seguir siendo feliz..Miedo ha perderte sin más.

Te necesito y necesitaré siempre.

sábado, 15 de mayo de 2010

Te quiero.

Son muchas las razones por las que te quiero…pero a veces se me hace imposible explicarlas porque incluso cuando me pongo a buscarlas ni siquiera yo las sé..y las palabras no sirven para explicar las otras, esas que si consigo encontrar.Intento describírtelo cuando estoy contigo…cuando estoy a tu lado, y siempre acabo dandome cuenta de que no tengo tiempo.

Éste se hecha encima de nosotros y aunque me apresure para aprovechar cada segundo a tu lado, no me da tiempo a besarte todo lo que querría… no me da tiempo a acariciarte todo lo que podría… ni tampoco me da tiempo a fundirme en un abrazo contigo… porque si por mi fuera, estaría dentro de ese abrazo toda mi vida…me quedaría por siempre ahí, piel a piel, pero sé que eso es imposible y que tarde o temprano va a llegar la hora de volver a casa, de separarme de ti..de dejar de besarte, de acariciarte.. y de abandonar ese abrazo e intentar retomarlo más tarde, o quien sabe..otro día tal vez.

Ojala, que aunque tenga que abandonar todas esas cosas que quiero hacer, pueda retomarlas más tarde.. porque eso significará que tendré la oportunidad de volver a estar a tu lado siempre que quiera.
Gracias.

jueves, 13 de mayo de 2010

Un encuentro..y una despedida.

Nervios, tensión, timidez, angustia, ¿Cobardía?, tal vez.

Eso es lo que él sintió al verla por primera vez, nunca había tenido ese gusto, aunque si solían pasarse las horas muertas hablando por el chat o por aquel pequeño aparato con teclas. La verdad es que le importaba muy poco el nombre de aquel insignificante y absurdo instrumento que hacía que ellos pudiesen mantener el contacto, lo importante era eso, no dejar de hablar ni un solo día con ella..

Cuando la vio bajarse de aquel autobús, no sabía que sería lo primero que debería hacer.. y eso que se lo habría planeado como un millón de veces...pero ninguno de esos gestos que pensó hacer podían escapar de su cuerpo...ninguna de esas palabras que tanto repitió salían ahora de sus labios, tan solo la miraba. Y había algo que no comprendía... ¿Cómo una persona, podría llegar a ser tan guapa?

A los pocos segundos, empezaron las dudas..los miedos.. ¿Qué le habré parecido yo?, ¿Le pareceré interesante? ¿Guapo? ¿Feo? ¡Necesito que me diga algo ya!
Entonces ella, nerviosa, se acercó a él y le dio aquel abrazo que tanto habían soñado. Cuando tenía apoyada su barbilla en los hombros de el muchacho, le dijo con voz temblorosa:
-Por fin ha llegado el día, contaba las horas para poder abrazarte por primera vez, para poder tenerte frente a mí..
Aliviado le contestó:
-Siendo sincero, e de decirte que tenía miedo a tu reacción , a lo que pensaras de mí, por eso no me he acercado yo primero.. soy algo cobarde..esa es una de las cosas que olvidé decirte antes, cuando era más fácil articular palabra.

Los dos comenzaron a reír, se despegaron de aquel largo abrazo.. y a la vez, juntaron las manos.. se acercaron y se dieron un beso. Pero no uno cualquiera.. fue un beso tímido, y a la vez bastante bonito y expresivo.

Él no podía dar crédito a todo lo que estaba sucediendo..¿lo estaba viviendo de verdad o sería un sueño?.. y si le había besado.. sería porque le gustaba.. ¿no? No podía parar de replantearse preguntas, pensar y pensar.. pero ella permanecía allí, delante, esperando alguna palabra para romper aquel incómodo silencio.. Ninguno de los dos sabía que se podría hacer ahora, justo después de ese beso.
-Estás muy guapa, dijo él poniéndole fin a aquel silencio.
-Muchas gracias.. -contestó enrojecida- tu también lo estás.
-Gracias, pero tú siempre más-insistió y continuó-. Pensaba que nunca llegaría este día.. lo he soñado tantas veces..te reirás pero muchos de los días me he puesto frente al espejo y he ensayado tu llegada.. las palabras, el abrazo que al final no he podido darte, las preguntas, incluso las respuestas, también las he ensayado..
-Lo mío ha sido algo parecido.. estaba muerta de vergüenza y los nervios podían conmigo, así que decidí no pensarlo más y dejarme llevar.. y parece que eso a funcionado mejor que tu opción ¿no?
Juntos volvieron a reír.. y retomaron la conversación.
-Únicamente quería que todo fuera perfecto.. pero no sé ni porque me he esforzado, si teniéndote a ti todo saldría bien..
-Como sigas así, conseguirás hacerte más especial de lo que pensaba que podrías hacerte..
-Quiero ser lo máximo para ti..-Y aún con las mejillas coloradas, preguntó- ¿Vamos por allí y comienzo enseñándote mi pueblo?
-Vale.

Pasaron la tarde del sábado juntos, no se despegaron ni un solo instante.. charlaron, tomaron unos helados, pero lo que no dejaban de hacer era sonreir.. en sus caras se podía notar cierta felicidad.. esa que hacía que ese día se convirtiese en uno de los más especiales e importantes de su vida. La chica se quedó ese fin de semana allí..compartiéndolo todo, visitando aquel pueblo, que pronto pasaría a ser como su segundo hogar.. conociendo también a la familia de él, el que ahora oficialmente se había convertido en su chico.

La noche la pasó también junto a él y a su familia, pero sabía que en tan solo unas horas debía irse.. iba a convertirse en el momento más triste de todo el fin de semana..¿Cómo sería? Después de pasar un día a su lado, parecía como si estuviese acostumbrada a vivirlos todos con él..por eso presentía que aquella tarde se le haría realmente complicada.

Llegaron las 6 de la tarde del domingo, y tenía que tomar de nuevo el autobús, para después tomar el tren.. ese que ahora la llevaba de vuelta a su casa.. ese que a la misma vez, la separaría de quien en tan solo un día se había convertido en toda su vida.. Ninguno de los dos querían derramar ni una sola lágrima, pero sabían que eso que querían sería un imposible de lo más absurdo.
-Te voy a echar mucho de menos.. aún no te has ido y ya estoy deseando de volver a verte..
-Y yo, pero no quiero verte triste. Piensa que volveremos a nuestra rutina de siempre, hablaremos por teléfono y vía Internet, es más, podrías venir tú el algún día a conocer mi pueblo..
- No sé..
-¿No sabes? ¿Qué es lo que no sabes? Creo que me lo debes.
-Claro que si, iré.
-¿Cuándo?
-Pronto, muy pronto, te lo prometo.
-Te quiero.
-Yo... yo más.

Las lágrimas de ambos descendían por las mejillas al mismo tiempo que sus labios se chocaban.. ninguno de los dos podía imaginar que alguien se pudiera hacer tan importante en a penas tan poco tiempo.

Ella subió al autobús y algo confusa se sentó..lo miraba por el cristal al mismo tiempo que intentaba comprender porque existía aquel ridículo obstáculo al que todos llamaban distancia.. Pero no había manera de conseguir asimilarlo ¿Por qué entraba en juego en su relación? ¿Por qué todo era tan difícil?
Apresurada, le pidió al conductor que no se fuera, que esperara un momento..Necesitaba preguntarle algo muy importante a una persona especial..a la única persona especial de su vida.. éste accedió y la dejó bajar.

El chico no entendía nada..
-¿Qué haces? ¿Por qué te has bajado? ¿Te quedaras conmigo? ¿Para siempre?
-No, no.. tan solo quería pedirte algo antes de irme.
-..Pídeme lo que quieras-Dijo cabizbajo.
-Espérame, prométeme que lo harás, prométeme que irás de verdad a verme, que no me dejarás sola, que tendremos un futuro tú y yo..los dos..en común, que me querrás...
-Te esperaré siempre..no hace falta que te de ningún motivo ni ninguna razón, tan solo piénsalo, convéncete, créelo... estaré siempre aquí , siempre ¿Me oyes?..Iré a verte los lunes, los martes, los miércoles...todos los días si es preciso. Te prometo que nunca te voy a dejar sola, nunca lo estarás..y presta mucha atención..-Dijo mientras la miraba a los ojos..
-¿Si?
-Todos los días de mi vida te querré..todos. Incluso cuando ya no la tenga.. cuando ya no exista, cuando tan solo sea polvo...te seguiré queriendo.

Sonriendo y llorando a la vez, y aferrados a aquella estación, a aquel autobús y a aquellas palabras se fundieron en el último y más bonito de los besos que ninguno aún habría saboreado.

martes, 11 de mayo de 2010

Un día raro.

Déjame que te explique de alguna manera como ha sido mi día... ya que no puedo hacerlo frente a frente, contigo, intentaré transmitirte en este pequeño rincón, todas las sensaciones que hoy he tenido.

Al principio he sentido debilidad quizás, por no entender lo que te pasaba...lo que nos pasaba. Por no encontrar solución a tu raro estado de ánimo. ¿Habría hecho yo algo para que todo esto estuviese sucediendo?

Luego, he creido entender el verdadero significado de la palabra desesperación...No hay nada peor que la incertidumbre, la espera.. el no saber que pensar..el no saber que pasará después de todo esto.. si habría algo, o tan solo volvería a sufrir, otra vez más. He comprendido así que ahora es cuando más te necesito.. que tú eres el único que puedes conseguir que sea completamente feliz..hasta llegar a tocar las estrellas sin ni siquiera elevar los brazos, y que a la misma vez, solo con un par de palabras puedas hacer que me convierta en la persona más triste e infeliz del mundo. Y es que me he dado cuenta de que mi mundo, ahora, gira en torno a tí, y sobretodo que no estoy dispuesta a que eso cambie. Creo que eres lo único que necesito para seguir adelante, porque como ya sabrás, si te tengo a tí no me hace falta nada más.

Esta tarde no hacía otra cosa..que retener los llantos rotos, cerrar los ojos y pensar.. imaginar palabras para decirte, lugares para visitar contigo, momentos para compartir a tu lado.. pero por nada del mundo quería pensar que otra vez iba a salirnos todo mal... no quería recapacitar sobre que sería lo mejor. ¿Qué volvería a ser de nosotros? ¿Qué pasaría con nuestras vidas?

Es verdad que hace tiempo me hubiese preocupado mucho menos, pero hoy no. Porque hoy te necesito, hoy quiero estar contigo...hoy se me antoja darte el mayor achuchón que te hayan dado nunca, junto con el mejor beso que tus labios hayan probado. Porque hoy quiero compartir mi vida con la persona más especial que he conocido nunca, tú.
Y mañana...mañana también.

Espero olvidar este día lo antes posible y que nunca, se repita.


domingo, 9 de mayo de 2010

Esperando..

¿Sabes? Siento unas ganas inmensas de volver a abrazarte…de sentir que se me va a acabar el mundo después de esta noche… porque sé que mañana ya no te veré y quien sabe si hablare contigo..pero me da igual, porque aunque mañana no pueda verte, ni abrazarte podré hacerlo siempre que quiera, y espero que hoy lo haga tan fuerte tan fuerte que aún mañana me queden restos de ese abrazo. También tengo ganas de que se me quede tu olor impregnado en mi ropa otra vez...y de pasarme toda la noche echada en la cama con ella puesta… con la misma ropa que tendré cuando te abrace, cuando te presione muy fuerte contra mi cuerpo para sentir así que no te irás nunca, y oliéndola cada vez más hasta dejarla sin aroma, recordaré esos momentos que me has hecho pasar… Esos que se hacen más especiales con el paso del tiempo…
Intentaré hacer lo de siempre… pensar, recapacitar y tratar de encontrar respuestas..¿Por qué tú? ¿Por qué yo? ¿Por qué te quiero así? ¿Por qué a veces me duele incluso quererte? ¿Qué hiciste para que te necesite tanto como lo hago?... Y después de todas estas preguntas, me lamentaré, como siempre, por no encontrar una respuesta sólida y convincente.

Cada día, me lo planteo…pienso como empezó todo… he de confesar que para mi tan solo era como un juego… no veía nada con futuro… no sentía nada… no creía ni en mi misma..pero después.. con el paso de los días me dí cuenta de todo… de que aquello que para mí empezó como una historia más sin importancia, se iba convirtiendo en mi día a día..en mi vida. Y recuerdo que después no conseguía entender por qué ya no podía controlar mis impulsos…esos que hacían que cada conversación fuera más extensa… y sobretodo más importante. Y ahora lo que de verdad me inquieta, hasta llegar a volverme loca es pensar, si este será otro cuento más de esos que tienen final…,si será otro de los sueños encantados del que otra vez volveré a despertar… o si simplemente será otra historia con argumento,con personajes y sin final determinado.
Ojala alguien pudiese darme alguna respuesta.

Pero yo, mientras tanto seguiré pensando en esta noche…en tu cara, en tus besos..en ese abrazo...nuestro abrazo.
Tamara Mª García.

sábado, 8 de mayo de 2010

Tentaciones, impulsos..Llámalo como quieras.

¿Alguna vez has sentido algún impulso raro? ¿De esos que no puedes controlar? ¿De esos que no piensas más de 3 segundos y te lanzas a hacerlo? ¿De esos que aún sabiendo que pueden acarrearte graves consecuencias, estas decidido/a ha hacerlo?..
Yo sí...lo he tenido hoy, no sé como ni por qué..pero he tenido la necesidad de llamar a tu antiguo movil con número privado, eso sí, y a pesar de pensar que ya habrías cambiado de número, he deseado con todas mis fuerzas tener suerte y volver a escucharte.. 65...... pii...pii..Dime?

Segundos interminables..creo que han sido los más largos de mi vida..y de nuevo he vuelto a escuchar tu voz.. ¡La echaba tanto de menos! Ojala pudiera hablar contigo aunque tan solo fuese como amigos.. Después de tanto tiempo sin escucharte he sentido como si el corazón me diera un vuelco y como si algún ser extraño se metiese dentro de mí y recorriese todo mi cuerpo... Tenía tantas ganas de volver ha hablarte..de echarme a llorar..de pedirte explicaciones de saber como estabas.. pero ya bastante había hecho con llamarte.. Creo que he hecho bien en permanecer callada.. tú nunca antes has dado el paso, ni te has preocupado por saber como estaba..¿como seguría yo después de todo lo que pasó? por eso me he preguntado porqué tendría que hablarte yo ahora.

Cuando he percibido que estabas al otro lado...cuando he podido oirte y he notado tu respiración, me ha gustado y me ha hecho feliz creer que sabrías que era yo la te llamaba... de hecho he notado tu voz como cuando antes lo hacías tú.. y por ello he querido arrancarme a saludarte, aunque por suerte, y costándome mucho, he sabido y podido controlarme. Tal vez no debí haberlo hecho, no debí haberte llamado nunca. Ya sufrí bastante. Pero necesitaba sentir lo que he sentido..necesitaba aclararme.. necesitaba saborear esa sensación rara pero verdadera, irremediable quizás..y lo peor de todo.. es que me exigia a mi misma, creerme como una ilusa que mi nombre saldría de tu boca sin a penas saber quien era la persona que te llamaba..

Después de esto, solo me gustaría que supieras lo feliz que me hiciste..lo que fuiste para mí y todo lo que llegué a quererte... Habría dado la vida por haberte dicho también que nunca imaginé que pudiera querer a una persona tanto como te quise a ti...pero todo se acaba, ya no siento ni mucho menos lo que antes sentía.. y ahora mi vida es otra..quizás al principio no me gustase tanto como antes, pero ahora si..ahora me gusta incluso más, porque puedo llegar a sentir lo que es que alguien se preocupe por mí..lo que significa que alguien me quiera..Me hubiera gustado contarte esto último y preguntarte si tú tienes la misma suerte.. saber si alguien te cuida y te entiende, intentar entender yo misma, los planes y proyectos de tu día a día, si los planeas con esa persona o simplemente no tienes a nadie especial a tu lado..conocer a que te dedicas ahora.. y comparar tu vida para ver si ha cambiado mucho desde que yo salí de ella.

Tamara Mª García

miércoles, 5 de mayo de 2010

Tarde, pero me dí cuenta.Gracias

-Y ahora..¿Qué sientes?

-Pues siento impotencia..rabia y arrepentimiento de no escuchar al mundo cuando me gritaba la única realidad sobre él..

-Ahora no sirve de nada sentir todas esas cosas.. deberías haberlo pensado antes.. deberías no haberte cegado tanto y haber escuchado a la gente de tu al rededor..pero siéntete bien por ser feliz..

-No me culpo por cegarme, ni por no darme cuenta ni nada de eso.., ciertamente solo me culpo por una cosa.. y quizás sea la que más me duela y dolerá siempre..

-¿Cual es? ¿A que te refieres?

-De lo único que puedo culparme es de no haberle prestado atención a mi gente cuando me decían que no merecía la pena..que no perdiese mi tiempo.. que para tenerlo a él, estaría mejor sola.. y lo que más me duele es que con el paso del tiempo te das cuenta de que es verdad y que ya no necesitas mentirte como lo hacias antes..te das cuenta de que ahora eres más feliz.

-Bueno, por eso no te preocupes, eso lo haríamos todas las personas del planeta, lo importante es que te has dado cuenta..hay personas de todo tipo..Además miralo por el lado bueno.. ahora ya no tienes a nadie que pueda incordiarte en tu vida..en cambio tienes a mucha gente a tu lado y esa gente es deverdad.. la que en realidad merece la pena

-Por eso, precisamente, es por lo que me duele.. Porque yo no supe comprenderlos, pero en cambio ellos a mi sí.. y cuando peor me porte con ellos, mejor me trataron.. no sé porque se portan así conmigo,pero les debo mucho..

-Son personas que no perderás nunca y que debes cuidar como si fuera un tesoro..

-Que no quepa duda..los cuidaré lo mejor posible, pero ...¿Son personas y ya esta?

-No, yo les llamo amigos de verdad.

Tamara Mª García.